Historia Editorial Pre-Textos Catalogo Tienda Online Pre-Textos Novedades - Evento s- Agenda Agenda Pre-Textos en la redes social Canal Video de Pre-textos en Youtube Convocatorias Premios Nosotros los solitarios Enlaces seleccionados Distribuidores de Pre-Textos Contactar con Pre-Textos

Fondre’s en el temps


Por J. Ricart, en Levante

De la després del seu debut amb Mecánica del prodigio, Lola Mascarell (Valencia, 1979) torna a delectarnos amb aquest nou lliurament Mientras la luz, tots dos amb el mateix denominador comú, és a dir, una exaltació a la vida en tota la seua plenitud.

Leer la reseña completa aquí

La «Mecánica del prodigio» de Lola Mascarell


comunicaciones-ramirez.jpg

Ya estamos de nuevo aquí para celebrar otro bautizo. Entre estas mismas paredes creo que ya van tres, con éste, en los últimos tiempos, y todos ellos valencianos. Empezamos hace poco con Susana Benet y su primer libro de poemas Faro del bosque, seguimos con la Flor de sal de José Saborit y hoy nos cabe el placer de presentaros Mecánica del prodigio, de esta muchacha, que no puede más que llamarse Lola. Libros, todos ellos, bien diferentes entre sí: los delicados, sensibles e inteligentes haikus de Susana Benet; las personales meditaciones estético/poéticas del pintor Saborit y ahora esta mecánica ritual emparentada estrechamente con el prodigio de vivir.
La verdad es que podemos sentirnos orgullosos de este triple alumbramiento en tan escaso lapso de tiempo, no sólo nosotros los editores, sino todo amante de la buena poesía. Sobre todo en un momento en que la lírica parece estar más exiliada que nunca de los anaqueles de las librerías. No deja de ser paradójico que la poesía, algo que no tiene precio, sea desterrada de esa manera precisamente en momentos de crisis. Si algo tiene la poesía es valor, pero no precio, y si no, no es nada. Aun así, qué poco se la suele tener en cuenta cuando más se la necesita. ¿Será precisamente porque no sirve para nada, porque su falta de utilidad está fuera de toda duda? ¿Pero por qué entonces se la necesita? Dejo estas preguntas suspendidas, sin respuesta, para que ustedes, si tienen a bien, las acojan o para que se pierdan irremisiblemente. No importa, la poesía seguirá encontrando su “aposento en el aire”. Y prueba de ello es esta triple epifanía de la que venimos hablando y de la buena poesía que se sigue editando, se relee y se crea día a día. ¡Pobres de nosotros cuando deje de alumbrarnos! (más…)