Historia Editorial Pre-Textos Catalogo Tienda Online Pre-Textos Novedades - Evento s- Agenda Agenda Pre-Textos en la redes social Canal Video de Pre-textos en Youtube Convocatorias Premios Nosotros los solitarios Enlaces seleccionados Distribuidores de Pre-Textos Contactar con Pre-Textos

Archivo

Presentación de Kolkata


El próximo jueves 29 de julio, a las 19.30h, en el Punto del Carmen (C/ Caballeros, 38 Valencia) tendrá lugar la presentación del libro de fotografía sobre la India de Juan Rayos, Kolkata.

El acto correrá a cargo de Manuel Ramírez (editorial Pre-Textos), Juan Arnau (escritor y director de la colección Indika) y Alejandro Noguera (director del Museo de L´Iber) y contará también con la presencia del autor.

Día: 29 de julio de 2010
Hora: 19.30 h
Lugar: Centro Cultural El punto del Carmen, C/Caballeros, 38, 46001, Valencia.

¿Crisis? Lo de Argentina sí fue una crisis.


PoesíaDigital. España

Manolo Ramírez se dedica a Pre-Textos desde que un día, en los pasillos de la facultad de letras de Valencia, Manolo Borrás le invitó a participar de una locura. Junto a Silvia Pratdesaba fundaron Pre-Textos, la que es hoy una de las tres o cuatro mejores editoriales de España. Una editorial que los lectores diferenciamos por el cuidado del diseño y la selección de textos, singular y finísima. Manolo nos dedica una generosa hora en el despacho de la editorial.

Leer recensión:  lo_de_argetina_fue_crisis.pdf

«Todavía las armas, todavía las letras»


comunicaciones-ramirez.jpg

Están ustedes ante un portento, Andrés Trapiello, poeta, narrador, diarista, ensayista, biógrafo, crítico, bibliófilo, editor (de Trieste y de La Veleta), dibujante y excelente tipógrafo (como a él le gusta que se le nombre, no “diseñador gráfico”), además de buen amigo, que lleva ya escritos más de 50 libros. Entre ellos, dieciséis dedicados al “Salón de pasos perdidos. (Una novela en marcha)”, su ingente Diario, que la editorial que represento lleva editando desde hace ya muchos años. Pero esto no pretende ser, por mi parte, una introducción de nuestro amigo Andrés para que pueda terminar figurando en la Guía Guinness de récords nacionales o mundiales, bien al contrario, algo así se quedaría corto si nos atenemos a las calidades de sus trabajos, que no a la cantidad.

Veamos si no algo de lo que se ha escrito acerca del “Salón de pasos perdidos”:
Ramón Gaya, en la presentación a Locuras sin fundamento, segundo tomo del Diario, en la Galería Guillermo de Osma en Madrid ya vaticinó:
“Creo que estamos ante un escritor muy válido, muy considerable, un magnífico escritor”. (más…)

La «Mecánica del prodigio» de Lola Mascarell


comunicaciones-ramirez.jpg

Ya estamos de nuevo aquí para celebrar otro bautizo. Entre estas mismas paredes creo que ya van tres, con éste, en los últimos tiempos, y todos ellos valencianos. Empezamos hace poco con Susana Benet y su primer libro de poemas Faro del bosque, seguimos con la Flor de sal de José Saborit y hoy nos cabe el placer de presentaros Mecánica del prodigio, de esta muchacha, que no puede más que llamarse Lola. Libros, todos ellos, bien diferentes entre sí: los delicados, sensibles e inteligentes haikus de Susana Benet; las personales meditaciones estético/poéticas del pintor Saborit y ahora esta mecánica ritual emparentada estrechamente con el prodigio de vivir.
La verdad es que podemos sentirnos orgullosos de este triple alumbramiento en tan escaso lapso de tiempo, no sólo nosotros los editores, sino todo amante de la buena poesía. Sobre todo en un momento en que la lírica parece estar más exiliada que nunca de los anaqueles de las librerías. No deja de ser paradójico que la poesía, algo que no tiene precio, sea desterrada de esa manera precisamente en momentos de crisis. Si algo tiene la poesía es valor, pero no precio, y si no, no es nada. Aun así, qué poco se la suele tener en cuenta cuando más se la necesita. ¿Será precisamente porque no sirve para nada, porque su falta de utilidad está fuera de toda duda? ¿Pero por qué entonces se la necesita? Dejo estas preguntas suspendidas, sin respuesta, para que ustedes, si tienen a bien, las acojan o para que se pierdan irremisiblemente. No importa, la poesía seguirá encontrando su “aposento en el aire”. Y prueba de ello es esta triple epifanía de la que venimos hablando y de la buena poesía que se sigue editando, se relee y se crea día a día. ¡Pobres de nosotros cuando deje de alumbrarnos! (más…)

«De la frontera» de José Luis Parra


comunicaciones-ramirez.jpg

Releyendo sus dos anteriores libros publicados por Pre-Textos (Los dones suficientes, 2000 y Tiempo de renuncia, 2004) y este que hoy presentamos, así como la documentación de que disponía acerca de nuestro poeta, volví sobre el texto que me sirvió de presentación a Tiempo de renuncia hace ya cinco años. Comprobé que mucho de lo que entonces dije tiene hoy la misma vigencia, de ahí que, aun a fuerza de repetirme insistiré sobre algunos aspectos de la obra de José Luis Parra que me siguen pareciendo relevantes.
Pero veamos antes que nada cómo comienza esta nueva entrega poética. De los epígrafes o citas con que se inicia me gustaría destacar la de Edmond Jabés, que dice: “un extranjero con, bajo el brazo, / un libro de pequeño formato”. Ese libro de pequeño formato al que hace referencia el poeta judío podría bien ser un pasaporte o un libro de poesía o ambas cosas a un tiempo, como así parece darnos a entender nuestro poeta Parra si atendemos al título de su nuevo libro De la frontera. Ambos libritos nos servirían, en cualquier caso, de salvoconducto. Y el de poemas es, sin duda, un claro pasaporte para ese nómada infatigable, para ese “hombre sin mundo”, que diría Günther Anders, en que ha devenido el sujeto contemporáneo. Y es que, como ya dijimos hace cinco años, es decir, ayer mismo: El tiempo de la poesía es un tiempo suspendido, una especie de milagro capaz de expresar ese mundo del que nos sentimos ya extrañados, excluidos, como extranjeros; capaz de expresar, en suma, la vida o quizás tan sólo un simple y breve instante suficiente para permitirnos atravesar fronteras. (más…)

El e-book, un artículo de fe


comunicaciones-ramirez.jpg

El libro ha muerto, ¡viva el e-book!

Hasta el día de hoy, en el mundo entero, casi la totalidad de editores sigue editando el libro convencional, el de papel, ése que se ha de leer pasando con la mano hoja tras hoja, tras hoja…, –¡uff, cuánto trabajo!–. Pero, de la noche a la mañana, aprovechando la crisis no sólo económica, determinadas parcelas del mundo editorial, aliadas a los medios de comunicación, han decidido proclamar la muerte del libro. Y como solución práctica nos ofrecen un nuevo artículo de fe. Más bien un artilugio, que si se le hubiese bautizado con el nombre de “pizarra electrónica” no hubiese adquirido tal vez los tintes, a la par revolucionarios y apocalípticos , que con el término “e.book” se está viendo investido, al menos en nuestro país. (más…)

Carta abierta de un editor a una amiga de la biblioteca


comunicaciones-ramirez.jpg

Querida amiga:

Me pides que te ponga unas letras con motivo de una doble celebración, la del vigésimo aniversario de la Asociación de Amigos de la Biblioteca Pública del Antiguo Hospital y la del trigésimo de esa misma biblioteca.
La primera imagen que me viene a la mente ante tu amable requerimiento es la triste fotografía de la destruida biblioteca de Sarajevo. Creo que justo con esa imagen se inaugura la época de nueva barbarie que nos está tocando vivir. Cuando vi por primera vez esa fotografía recuerdo que medité mucho en torno a ella y que incluso hice algún comentario por escrito al respecto. Las ruinas de la biblioteca de Sarajevo fueron el testimonio fiel de un atentado contra la cultura, el efecto de una acción premeditada en contra de la memoria de todo un pueblo, el intento claro de acabar con su historia, de tratar de convertir su cultura, de un solo “plumazo”, en pura prehistoria, en nada. (más…)

La «Flor de sal» de José saborit


comunicaciones-ramirez.jpg

No me negaréis que lo de hoy no es una presentación de un libro al uso. Hay entre la audiencia tanta cara conocida y comparto mesa en esta ocasión con amigos tan queridos que esto más bien parece una peña. De la que, por otro lado, me siento bien orgulloso. Así es que vais a permitirme que os siga tuteando y que me ahorre tediosos preámbulos protocolarios, pues conocéis de sobra a los que estamos aquí sentados.

No hay nada que satisfaga más a un editor que dar a conocer el primer libro de un autor que se estrena con él como poeta. Pero la satisfacción es aún mayor si además se da la feliz circunstancia de que este autor es también amigo y colaborador en un proyecto editorial común, como es la dirección de la colección “Correspondencias” de Pre-Textos, dedicada al arte y a la literatura, y de que también frecuenta el mismo gimnasio que uno. Dicho entre paréntesis, (no sabéis lo que dan de sí los baños turcos… Como en las películas de La cosa nostra, pues aunque digan que sudar tanto ayuda a adelgazar se pueden tomar en esos baños decisiones de verdadero peso. Sólo con deciros que el baño turco del gimnasio se ha convertido en mi segunda oficina, al menos para despachar con nuestro autor el catálogo de esa nueva colección y alguna que otra cosa más). (más…)

El bailaor de soledades


comunicaciones-ramirez.jpg

En la entrevista “Un conocimiento por el montaje”, que Pedro G. Romero hiciera a nuestro autor el pasado año en el marco del Círculo de Bellas Artes de Madrid, Didi-Huberman contestaba así a una de sus preguntas:

“Cuando vine por primera vez me ofrecieron la posibilidad de traducir uno de mis libros y, naturalmente, propuse Le danseur des solitudes, un libro escrito a partir de Arena, el baile flamenco de Israel Galván, y que es un recorrido por la imagen en movimiento muy enraizado en la tradición: Juan de la Cruz, José Bergamín, Federico García Lorca… La respuesta no fue sobre el libro. Me dijeron: «No, de flamenco no». Así que (…), sigue habiendo sitios anti-flamencos. Pero, sigue diciendo, a mí lo que me interesa del flamenco es precisamente su posición anti-Bellas Artes, es decir, su manera alternativa de componer las relaciones entre las artes.”
Y añade: “A mí lo que me interesa es que esas cuestiones académicas –porque, al fin y al cabo se trata de la Academia, pues así se crearon las Bellas Artes– no existen en el flamenco. El flamenco no tiene el rigor de la Academia, tiene el de la Peña, que es otra cosa…” (más…)

José Watanabe, in Mmemoriam


comunicaciones-ramirez.jpg

Sirvan estas pocas palabras para rendir un escueto homenaje a la gran figura poética, ausente de entre nosotros desde hace poco, que fue y sigue siendo el peruano José Watanabe.
Cuando nos enfrentamos al mundo poético de José Watanabe, estamos de cara a uno de los más sólidos continentes poéticos de la poesía escrita en español. Hecho que comparte, a mi parecer, con el también tristemente desaparecido autor venezolano, Eugenio Montejo.
Uno de los poemarios de Watanabe que confirman tanto una poética singular, enraizada en tres tradiciones: la latinoamericana, la japonesa (era hijo de padre japonés y madre peruana) y la española, como a una de las voces más firmes y personales de la poesía hispanoamericana actual es, qué duda cabe, La piedra alada, sin menoscabo del resto de su obra. (más…)