Historia Editorial Pre-Textos Catalogo Tienda Online Pre-Textos Novedades - Evento s- Agenda Agenda Pre-Textos en la redes social Canal Video de Pre-textos en Youtube Convocatorias Premios Nosotros los solitarios Enlaces seleccionados Distribuidores de Pre-Textos Contactar con Pre-Textos

La novela de la que todos (y casi nadie) hablan


Por Bárbara Ayuso, Jotdown.

Como la mayoría, usted no sabe quién es Christina Stead. No se preocupe, nadie le dirá que es su culpa ni le tildará de blasfemo ignorante. Porque los otros —quienes han ensanchado el pecho en la primera línea refutando con un «yo sí»— también saben que dar con esta escritora no es el resultado de la dedicación bibliófila ni la erudición, sino fruto del azar y el empujón. La de Stead, más que una laguna literaria, es una historia de fantasmas de estructura novelesca a la que le falta un buen inicio…

+ Leer la reseña completa
+ Información detallada del libro

“El hombre que amaba los niños” de Christina Stead


Por Carlos Tongoy La medicina de Tongoy.

Mi silencio desde agosto clama al cielo. Me refiero a mi silencio sobre esta novela, que ha sido, sin lugar a dudas, una de las mejores lecturas del año. De este año. Y del anterior, y del anterior. Y del anterior.
Lo repetiré para los que leen demasiado rápido: NOVELÓN.
El hombre que amaba a los niños es mejor que buena. Es excepcional. No será el caso, porque todo es relativo, pero quisiérala, por aquello de hacerles a ustedes un inmenso favor, imprescindible o, si fuera posible, de obligada lectura…

Leer la reseña completa aquí

El hombre que amaba a los niños


Por Juanjo Ginés, ABC, Capítulo aparte.

Domingo de lectura y calma. Jonathan Franzen me ha descubierto una novela desconocida para mi. Buceando en internet, con escafandra y pies de plomo, he descubierto que Almudena Grandes también comparte el entusiasmo por la novela y que la edición de Pretextos (creo que es la única que existe en España) lleva el prólogo de Felipe Benítez Reyes. Todo indica que voy en la buena dirección…

Leer la reseña completa aquí

El Hombre Que Amaba A Los Niños


Por Miguel Galván, El Caleidoscopio.

El libro sobre el que les voy a contar ha sido mi libro del verano. No es una historia sencilla, al contrario, es tan compleja como escalofriante, y tan sombría como densa: una cucharada amarga pero de trago inevitable una vez que comienzas a sorberlo. El hombre que amaba a los niños es una novela que merece ser leída, aún a riesgo de sufrir durante el proceso; sin embargo, al acabar, después de recobrar el pulso y volver a la realidad que te rodea, sentirás que te conoces más a ti mismo, y que el destino familiar es tan imponderable como inexplicable…

Leer la reseña completa aquí

El hombre que amaba a los niños


Por Almudena Grandes, El País. España.
Suplemento El Paías Semanal.
Sí, ya sé que puede parecer una recomendación extraña para los tiempos que corren.
Ahora que las casetas toman al asalto el parque del Retiro de Madrid un año más, para abrigar con libros el hielo repentino de este verano que el miedo y la incertitumbre harán más sofocante que el calor, parecería más lógico optar por la ligereza de algún relato chistoso, o por la sonrosada espuma del glamour ecuadernado…

Leer reseña completa

Apenas sensitivo: Mejor Pre-Textos 2011


Memorias de un esteta e Harold Acton

Los lectores de Pre-Textos han escogido como
Mejor Pre-Textos 2011 el libro:

Apenas sensitivo de Andrés Trapiello (ver información detallada) con 33 votos.

La encuesta se ha llevado a cabo del 5 al 15 de enero de 2012 entre los lectores de Pre-Textos. Hemos recibido 203 preferencias que han sido recogidas tanto a través de la web de la editorial como a través de Twitter. (+ Más informaciones sobre la encuesta)

mejor-pre-textos-2011-2-3.jpg
Como segundo y tercer Mejores Pre-Textos 2011 han escogido:

El cuerpo sin órganos de José Luis Pardo (ver información detallada) con 16 votos.

Bélgica de Chantal Maillard (ver información detallada) con 14 votos.

Como cuarto y quinto Mejores Pre-Textos 2011 han escogido:

Estuario de Tomás Segovia (ver información detallada) con 11 votos.

El hombre que amaba a los niños de Christina Stead (ver información detallada) con 10 votos.

Los otros Mejores Pre-Textos 2011 han sido:

6ºLa obsolescencia del hombre de Günther Anders (ver información detallada) con 9 votos

Cuentos de madurez de J. M. Machado de Assis (ver información detallada) con 8 votos.

Árboles con tronco pintando de blanco de Juan Antonio Bernier (ver información detallada) y El sacramento del lenguaje de Giorgio Agamben (ver información detallada) con 7 votos.

Correspondencia completa de César Vallejo (ver información detallada) con 6 votos.

10ºMañana nunca lo hablamos de Eduardo Halfon (ver información detallada) y Ideas de Friedrich Schlegel (ver información detallada) con 5 votos.

Otros nominados, con 1 a 4 votos recibidos, han sido:
Profesor de belleza de Marcel Proust y Robert de Montesquiou (ver información detallada)
Diario de Juan Bernier (ver información detallada)
La tierra nos agobia de Jorge Gimeno (ver información detallada)
Mi Buenos Aires querido de Ernesto Schoo (ver información detallada)
La hambruna y otros poemas de Patrick Kavanagh (ver información detallada)
Las siete edades de Thomas Hobbes (ver información detallada)
Historia de Simona de Darío Jaramillo (ver información detallada)
Poesía completa de Juan Bernier (ver información detallada)
Berlín de Aleš Šteger (ver información detallada)
El libro de los susurros de Varujan Vosganian (ver información detallada)
Acta del juicio de Edgar Lee Masters (ver información detallada)
Muerte de un caballo de Andrés Barba (ver información detallada)
Ars poetica de varios autores (ver información detallada)
Lenguaraz de Erika Martínez (ver información detallada)
Dogos de Antonio Portela (ver información detallada)
Es brizna de Marcos Canteli (ver información detallada)
Sólo el azar de Darío Jaramillo (ver información detallada)
Poemas selectos de Franz Baermann Steiner (ver información detallada)
Leve sangre de Jeannette L. Clariond (ver información detallada)
Vivan las ilusiones de Peter Handke y Peter Hamm (ver información detallada)
Breve teoría del viaje y el desierto de Cristian Crusat (ver información detallada)
Los sentidos de Walden de Stanley Cavell (ver información detallada)
Una historia moral del rostro de Belén Altuna (ver información detallada)
Valle Zamuro de Camilo Pino (ver información detallada)
Historias de un Dios menguante de José Mateos (ver información detallada)
El arte de vivir ecológico de Wilhelm Schmid (ver información detallada)
El umbral de María Victoria Atencia (ver información detallada)
La vida que respira de Nicanor Vélez (ver información detallada)
Días ordinarios de Jeymer Gamboa (ver información detallada)

Christina Stead: El hombre que amaba a los niños


Por Miguel Carreira, El Imparcial.

Christina Stead nació en Australia, lo cual, para un escritor, resulta bastante sorprendente, incluso sospechoso, al menos por estos lares. Por aquí los escritores, si no son de la casa, casi siempre son americanos o ingleses. Franceses cada vez menos, la verdad. Portugueses o italianos casi nunca. De cuando en cuando rompe los cauces del mundo editorial una riada de suecos, o japoneses al calor de algún éxito somero. A los rusos y la gente del este también se les publica, siempre y cuando estén bien muertos, claro…

Leer la reseña completa aquí

Félix escribió de Christina Stead


Por Antón Castro, Blog.

El domingo, en ‘El País Semanal’, Javier Cercas contaba que le había regalado su ejemplar de ‘El hombre que amaba a los niños’ a Félix Romeo, y que acababa de enterarse por ABC que se había publicado en español. Lo que quizá no supiese Javier es que Félix ya había firmado en la página ocho de ‘Artes & Letras’, que era la suya, esta reseña de la novela…

Leer la reseña completa aquí

El hombre que amaba a los niños de Christina Stead


El hombre que amaba a los niños de Christina SteadNOVEDAD EDITORIAL SEPTIEMBRE 2011
El hombre que amaba a los niños de Christina Stead

COLECCIÓN NARRATIVA CONTEMPORÁNEA

Sam y Henny Pollit tienen muchos niños, poco dinero y se odian demasiado entre sí. Cuando Sam utiliza, para alimentar la voracidad de su ego, la veneración que sienten sus hijos por él, Henny lo observa con sombría desesperación, consciente de la amarga realidad que subyace a sus locas visiones.
Escalofriante novela de la vida familiar, de la relación entre padres e hijos, maridos y esposas, El hombre que amaba a los niños está reconocida como un clásico contemporáneo.

+ Información detallada de El hombre que amaba a los niños de Christina Stead

+ Descargar dossier de prensa completo de El hombre que amaba a los niños de Christina Stead en pdf

+ Descargar imagen de cubierta de El hombre que amaba a los niños de Christina Stead