Historia Editorial Pre-Textos Catalogo Tienda Online Pre-Textos Novedades - Evento s- Agenda Agenda Pre-Textos en la redes social Canal Video de Pre-textos en Youtube Convocatorias Premios Nosotros los solitarios Enlaces seleccionados Distribuidores de Pre-Textos Contactar con Pre-Textos


  Inicio » Catálogo » Fuera de colección » Mi cuenta  |  Ver cesta  |  Realizar pedido   
Autores
Años
Colecciones
Clásicos contemporáneos
Correspondencias
Cosmópolis
e-Pretextos
El pájaro solitario
Ensayo
Filosofía Clásicos
Filosofías
Fuera de colección
Hispánicas
Índika
La cruz del sur
La cruz del sur / Antologías
La huella sonora
Narrativa
Narrativa Clásicos
Narrativa Contemporánea
Poesía
Poéticas
Pre-Textos de Arquitectura
Textos y Pretextos
Recorridos
Aforísticamente
Cuentos y relatos
Diarios y cuadernos
Ecos de la Gran Guerra
Ellas cuentan
Entre iguales
Epistolarios
Escénicas
Las poetas
Los bilingües
Los Nobel
Los Premios Reina Sofía
Memorias
Ópera Prima
Plásticamente
Pre-Textos Alemanes
Pre-Textos Árabes
Pre-Textos Argentinos
Pre-Textos Británicos
Pre-Textos Centroeuropeos
Pre-Textos de Cine
Pre-Textos Irlandeses
Pre-Textos Italianos
Pre-Textos Mexicanos
Pre-Textos Portugueses
Pre-Textos Rumanos
Pre-Textos Rusos
Primeros Capítulos
Vidas Contadas
Voces del exilio español
Búsqueda Rápida

La 'Búsqueda Rápida' busca tanto en los títulos como en las descripciones de los libros. Para buscar exclusivamente en los títulos use la:
Búsqueda avanzada
El orden de la esfera
6.00€


Autor: Francisco Salinas
Año: 1993
ISBN: 84-87101-82-8
Nº de edición:
Encuadernación: Rústica
Formato: 21x16 cm
Páginas: 62
Recorridos: Premio de Poesía Villa de Cox







Languidece la tarde al final de la lluvia.
Algunas barcas quedan en la arena.
Hay dunas, hay matojos y las cañas
cubren la soledad de los amantes
cuando rompen las olas sobre el cielo.

“Languidece la tarde”, de Francisco Salinas

Me pareció entender un día que la familia de Francisco Salinas procedía de tierra adentro –él nació en el Puerto de Sagunto, en 1954-. Eso fue hace algún tiempo, cuando lo conocí como alumno de la Facultad de Filología de Valencia, entonces Filosofía y Letras, donde no recuerdo bien lo que yo enseñaba por entonces. Y vinculé sus orígenes a La Mancha, ignoro por qué.
Mi fantasía quiso encontrar una relación entre el aspecto de Salinas y su obra; su presencia física irradiaba el mismo ardor que alguno de sus poemas, algo así como de piedra caliente por el sol. Me parecía un Tuareg, un beréber, y, quizás, más probablemente, un cartaginés, de los que podrían haber quedado por Sagunto, su Zacintos.
Con el tiempo comprobé que profesaba sus ideas –de las que no se apeaba ni por amabilidad- y, sobre todo, sus fidelidades, pero nunca me pareció un fanático, muy al contrario, aunque sí hipersensible y escrupuloso hasta lo atormentado.
Salinas pertenece a esa rara especie de poeta que no tiene prisa por llegar. Me dijo que lo que le hubiera gustado es haber escrito sólo un opúsculo, algo inencontrable, y haberse sepultado en el anonimato. A ello se añadía su aversión a todo montaje, a todo exhibicionismo, tan frecuente en los de la especie.

+ Noticias, informaciones y reseñas relacionadas con este libro
Comentarios
Síguenos en facebook
Compras ms
0 libros
Autor

Noticias sobre el autor
Otros libros del autor
Díselo a un Amigo
 

Envía esta página a un amigo con un comentario.
Novedades ms
Sólo el anhelo
Sólo el anhelo
16.00€
Información
Aviso Legal
Política de Privacidad
Condiciones Generales
Guía para comprar
Aceptamos