Historia Editorial Pre-Textos Catalogo Tienda Online Pre-Textos Novedades - Evento s- Agenda Agenda Pre-Textos en la redes social Canal Video de Pre-textos en Youtube Convocatorias Premios Nosotros los solitarios Enlaces seleccionados Distribuidores de Pre-Textos Contactar con Pre-Textos

La felicidad ja, ja, ja, ja


Por Fernando Balseca, El Universo.

Pretender la realización de la felicidad es cuestión de cada uno. No le compete a ningún gobierno dirigir esta búsqueda que, como lo ha transmitido la mayoría de las tradiciones filosóficas, es un asunto de las personas y sus conciencias. Basta que el Estado haga razonablemente bien su trabajo en el ámbito de lo público y que no se distraiga con actividades que suenan a transformaciones revolucionarias pero que, en sus manos, se convierten en meras boberías intrascendentes y en formas de gastar inútilmente recursos humanos y económicos. No siempre lo que emprende la política es para mejorar algo…

Leer la reseña completa aquí

Identifique si usted es una persona melancólica


Por Redacción, Semana.

Felicidad y tristeza son conceptos antagónicos. La primera alude a un estado de euforia, placer y satisfacción, mientras que la segunda está relacionada con un estado de ánimo bajo y una sensación de dolor físico, psíquico o emocional. Wilhem Schmid, uno de los autores más leídos en el momento en Alemania y quien ha sido llamado el ‘filósofo del arte de la vida’, desmonta esta antagonía…

Leer la reseña completa aquí

La felicidad perdida


Por Juan Malpartida, ABC. España
Suplemto Cultural Nº 957

La felicidad es un viejo tema filosofico, vinculada al placer y a la alegría, aunque no sea ninguna de estas cosas ni pueda darse sinuna porción de ellas.
En el mundo griego, desde Socrates, buenaparte del pensamiento consistió en ser una meditación sobre la felicidad o, mejor dicho, sobre el buen vivir (eudaimonia), ¿pero se puede ser feliz viviendo ajeno a la verdad? ¿Y no es amarga laverdad, según el pensamiento barroco? Spinoza pensó que
la alegría es una afirmación del ser. Quizás pensaba en él Darwin cuando dijo que en la vida humana, a pesar de todos los pesares, era determinante la existencia de la felicidad, porque de lo contrario, habríamos desaparecido como especie.

Leer recensión: la_felicidad_perdida.pdf

«En la época de Kant y Hegel no había internet»


María G. Torres, Publico. España

Wilhelm Schmid es uno de los curiosos casos de transformación en los que el filósofo se vuelve divulgador, en este caso en uno de los de mayor éxito en Alemania. Se dio a conocer, primero, con sus textos científicos y, luego, con los populares sobre el arte de vivir, la filosofía y la autoayuda.

Leer recensión:  en_la_epoca_de_kant_no_habia_interntet.pdf