Historia Editorial Pre-Textos Catalogo Tienda Online Pre-Textos Novedades - Evento s- Agenda Agenda Pre-Textos en la redes social Canal Video de Pre-textos en Youtube Convocatorias Premios Nosotros los solitarios Enlaces seleccionados Distribuidores de Pre-Textos Contactar con Pre-Textos

Congreso Internacional José Antonio Muñoz Rojas


Congreso Internacional José Antonio Muñoz Rojas

Congreso Internacional José Antonio Muñoz Rojas.

Universos de vida y creación,

en homenaje al poeta antequerano, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, al conmemorarse el 60 aniversario de la publicación de Las cosas del campo.

Participarán, entre otros, el director de la Real Academia de la Historia, Gonzalo Anes y Álvarez de Castrillón; el Catedrático de la Universidad de Córdoba, José Manuel Cuenca Toribio; la profesora de la Universidad de Cambridge, Alison Sinclair; el Presidente de la Fundación Xavier Zubiri, Jose Lladó; el Director del Centro Andaluz de la Letras, Julio Neira; Olegario González de Cardedal. Universidad Pontificia de Salamanca; el Gerente del Instituto Universitario de Interculturalidad de la Universidad de Nassau, Klaus Dirscherl; Manuel Borrás, Director de la Editorial Pre-Textos, o los poetas Luis Alberto de Cuenca y José Mateos.

+ Ver todos libros de José Antonio Muñoz Rojas editados por Pre-Textos
+ Ver más información el la web oficial del congreso
+ Ver programa completo en pdf

Homenaje a José Antonio Muñoz Rojas


La librería Alberti y la Editorial PreTextos nos complacemos en invitarte al homenaje que rendiremos al poeta José Antonio Muñoz Rojas el próximo miércoles 2 de diciembre a las 19.30 h en la librería Alberti.

El acto contará con la presencia de gran parte de sus amigos y poetas, su editor, Manuel Borrás y el poeta Enrique Andrés Ruiz.

Fecha: 2 de diciembre de 2009
Lugar: Librería Alberti, C/Tutor, 57, 28008, Madrid
Hora: 19.30 h

En la muerte de José Antonio Muñoz Rojas


comunicaciones-borras.jpg

Ayer recibí la noticia, que no por intuida dejó de ser menos dolorosa. A las once y diez de la noche, Gracia Muñoz Bayo me llamaba por teléfono para comunicarme que su padre, José Antonio Muñoz Rojas, mi siempre joven amigo que no se resignó a cumplir su centenario, había ido a reunirse con Marilu, Pablo, Teresa y otros muchos nombres, entre hermanos, maestros y amigos, que lo esperaban ya hacía tiempo. La serenidad de Gracia al decirme que su padre había muerto a las once de la noche translucía el sosiego con que nuestro ya inolvidable amigo decidió despedirse de esta vida a la que había llegado y en la que había arraigado de modo tan gustoso. Como buen creyente la disfrutó con conciencia, pensó la vida como una novedad eterna espiritual y material por el amor permanente, por el amor de cada día, el amor que se levanta cada mañana.
Con José Antonio Muñoz Rojas, nacido el 9 de octubre de 1909 en su amada Antequera, se ha ido el último gran señor de este pequeño mundo nuestro de la literatura, como me decía hace un instante nuestro querido Andrés Trapiello. Y además se nos ha ido esencialmente un amigo.
Quienes tuvimos el privilegio de disfrutar de la amistad y la generosidad de tan singular como todavía desconocido poeta, sabemos que fue el hombre que debió ser, es decir, el hombre que fue resultado de su cultivo y su cultura, sin concesión al medio ni a la historia cuando la concesión no estaba en su propio convencimiento. José Antonio Muñoz Rojas fue dueño de firmes creencias y por eso le acompañaron hasta el final, a Dios gracias, sus dudas, sus profundas y bien arraigadas dudas en una fe inquebrantable. Hasta que no las resolvió, las dejó ir y quedó en paz consigo mismo no abandonó este mundo. (más…)

Asombro


Por Francisco Calvo Serraller, El País.
Suplemento Babelia

¿Dónde andáis, sombras amigas?», se interroga José Antonio Muñoz Rojas (Antequera, 1909) justo al comienzo de su libro titulado precisamente Las sombras (Pre-Textos), «Nombre tuvisteis una vez, cuerpo y amor. Temblando me acerqué a vosotras, me llevasteis de vuestra mano a todos los descubrimientos, me asomasteis a la noche donde están los misterios, a los acantilados donde el mar a veces desvela su secreto».

Leer recensión: asombro.pdf

De «Las cosas del campo»


comunicaciones-borras.jpg

Hay un lugar de mi infancia que me gusta revisitar. Ese lugar es una casa y esa casa está a las afueras de mi ciudad natal. Allí pasé los veranos de mi niñez, en su jardín y huerto transcurrieron los mejores momentos de mi infancia. No había vuelto a esa casa desde que mi familia se vio obligada a venderla, más o menos cuando iniciaba yo la pubertad. El descubrimiento de un libro en mi juventud me permitió regresar. El dolor, hoy lo sé, que me produjo la pérdida de aquel espacio de felicidad y libertad erigió un muro que durante años me fue muy difícil superar. El encuentro y lectura de Las Cosas del Campo derribó aquel obstáculo que me impedía volver desprejuiciadamente. Ese libro me restituía parte del paraíso pérdido. Avivó en mí un sentimiento que hasta entonces había creído muerto. Desde ese momento el libro de José Antonio Muñoz Rojas se convirtió en un amigo inseparable. Hay libros que nos enseñan y hay otros que nos ayudan a vivir. Las Cosas del Campo se encuentra, sin duda, entre estos últimos. Creo que junto a Velázquez, pájaro solitario, de Ramón Gaya y Helena o el verano, de Julián Ayesta ha sido el libro que más he regalado y recomendado.
Un día, casualmente –lo casual suele ser la conciencia de la necesidad–, le comenté a Fernando Ortiz mi admiración por José Antonio Muñoz Rojas. Sin dudarlo me animó a que me pusiera en contacto con él. Me hizo colgar el auricular, al cabo de unos minutos me volvió a llamar y me pasó una cita en la casa madrileña del poeta antequerano. Después de darme unos sensatos consejos, me previno sobre el carácter esquivo de José Antonio cuando se trataba de persuadirle de que diera su obra inédita a la estampa. Me habló incluso de la existencia de un libro ya terminado que reposaba en una gaveta de su despacho. Dicho inédito constituiría al cabo de un año nuestra edición de Amigos y Maestros. (más…)

“Las cosas del campo” de José Antonio Muñoz Rojas


comunicaciones-borras.jpg

Un día casualmente –lo casual suele ser la conciencia de la necesidad– le confesé por teléfono a Fernando Ortiz mi admiración por la obra de José Antonio Muñoz Rojas. Sin dudarlo me animó a que me pusiera en contacto con él. Me hizo colgar el auricular y al cabo de unos minutos me volvió a llamar para pasarme una cita en la casa madrileña del poeta antequerano. Debo añadir que Fernando me previno sobre el carácter esquivo de José Antonio cuando se trataba de persuadirle de que diera su obra inédita a la estampa, aconsejándome que no me dejara arredrar y que fuera tenaz con él. Me habló incluso de la existencia de un libro ya terminado que reposaba en una gaveta de su despacho. Dicho inédito constituiría al cabo de un año nuestra edición de Amigos y Maestros.
Mi primer encuentro con José Antonio Muñoz Rojas tuvo lugar una mañana luminosa de primavera con nubes. Recuerdo perfectamente este detalle porque, después de departir amistosamente en su gabinete de trabajo, me condujo al comedor de la casa para mostrarme la vista del Jardín Botánico que se divisa desde sus ventanas, y mientras la contemplábamos recordamos que Corpus Barga, al referirse al cielo de Madrid, decía que era inasible, el más alto que él había visto nunca. Desde el primer día me recibió con natural cordialidad. (más…)