Historia Editorial Pre-Textos Catalogo Tienda Online Pre-Textos Novedades - Evento s- Agenda Agenda Pre-Textos en la redes social Canal Video de Pre-textos en Youtube Convocatorias Premios Nosotros los solitarios Enlaces seleccionados Distribuidores de Pre-Textos Contactar con Pre-Textos

“Cartas a sus amigos” de Ramón Gaya: Mejor Pre-Textos 2016


mejor-pt-2016.jpg

Los lectores de Pre-Textos han escogido como
Mejor Pre-Textos 2016 el libro:

Cartas a sus amigos de Ramón Gaya (ver información detallada) con 91 votos.

La encuesta se ha llevado a cabo del 12 al 22 de enero de 2017 entre los lectores de Pre-Textos. Hemos recibido 677 preferencias que han sido recogidas tanto a través de la web de la editorial como a través de Twitter, Facebook, Instagram y el correo electrónico. (+ Más informaciones sobre la encuesta)

mejor-pre-textos-2016-2-3.jpg
Como segundo y tercer Mejores Pre-Textos 2016 han escogido:

Obra completa de Álvaro de Campos (ver información detallada) con 86 votos.

Sólo hechos de Andrés Trapiello (ver información detallada) con 82 votos.

Como cuarto y quinto Mejores Pre-Textos 2016 han escogido:

Los nombres de Fedosy Santaella (ver información detallada) con 61 votos.

El hombre que ríe de Victor Hugo (ver información detallada) con 36 votos.

Los otros Mejores Pre-Textos 2016 han sido:

Poesía completa de César Simón (ver información detallada) con 33 votos.

Autobiografía de Rojo de Anne Carson (ver información detallada) con 28 votos.

Una verdad improvisada de Carmen M. Cáceres (ver información detallada) con 22 votos.

Otras canciones de José Mateos (ver información detallada) con 18 votos.

10ºNaturaleza muerta con moscas de Eduardo Chirinos (ver información detallada) con 16 votos.

Otros nominados, con 4 a 14 votos recibidos, han sido en orden de preferencia:

No estábamos allí de Jordi Doce (ver información detallada)
Afro de Guillermo López Gallego (ver información detallada)
El sol del más allá y El reflujo de los sentidos de Ana Blandiana (ver información detallada)
El ciclo de la evaporación de Álvaro García (ver información detallada)
El cuerpo y otra cosa de Darío Jaramillo Agudelo (ver información detallada)
De la fortuna de la amistad de Wilhelm Schmid (ver información detallada)
Prosa musical (Vol. II) de Gerardo Diego (ver información detallada)
La mirada de Orfeo de Juan Carlos Fernández Serrato (ver información detallada)
Hoteles del silencio de Javier Vásconez (ver información detallada)
En torno a Basho y otros asuntos de Rafael Cadenas (ver información detallada)
Los nuestros de Juan Carlos Reche (ver información detallada)
Obras completas de Manuel Padorno (ver información detallada)
Diario de un viaje a las Hébridas con Samuel Johnson de James Boswell (ver información detallada)
Jardín nublado de Francisco Brines (ver información detallada)
El hombre sombra de Owen Sheers (ver información detallada)
Realismo y experiencia de Varios Autores (ver información detallada)
Música de fondo de José Luis Vega (ver información detallada)
Camino a Trinidad de José Andrés Rojo (ver información detallada)
Conversaciones en la intemperie de Walter Cassara (ver información detallada)

Medicinas para quebrantamientos del halcón de Eduardo Chirinos


Medicinas para quebrantamientos del halcón de Eduardo Chirinos

NOVEDAD EDITORIAL MAYO 2014

Medicinas para quebrantamientos del halcón de Eduardo Chirinos

COLECCIÓN LA CRUZ DEL SUR

EDUARDO CHIRINOS (Lima, Perú, 1960) es poeta, ensayista, traductor y autor de cuentos para niños. Sus libros de poesía son: Cuadernos de Horacio Morell (1981);Crónicas de un ocioso (Premio Municipalidad de Lima, 1983); Archivo de huellas digitales (1985); Rituales del conocimiento y del sueco (1987); El libro de los encuentros (1988); Canciones del herrero del arca (1989); Recuerda, Cuerpo… (1991);El Equilibrista de Bayard Street (Premio El Olivo de Oro, 1998); Breve historia de la música (Premio Casa de América de Poesía, Madrid, 2001); Escrito en Missoula (2003);No tengo ruiseñores en el dedo (2006); Humo de incendios lejanos (2009); Mientras el lobo está (XII Premio de Poesía Generación del 27, 2010); 35 lecciones de biología (y tres crónicas didácticas) (2013); la antología personal, Catálogo de las naves 1978-2012 (2012); y Reasons for Writing Poetry, traducida al inglés por Gary J. Racz (2011).
Desde 2000 reside en Missoula, donde se desempeña como profesor de literatura hispanoamericana y española en la Universidad de Montana.

+ Información detallada del libro

+ Descargar dossier de prensa completo en pdf

+ Descargar imagen de cubierta (jpg en alta resolución)

+ Ver todos los libros de Eduardo Chirinos editados por Pre-Textos

Perú: rama altísima de la poesía


comunicaciones-borras.jpg

A Teresa Velázquez

Empecé a sentir Perú cuando leí por vez primera la poesía de César Vallejo. Vallejo me llevó a Eguren, Eguren a Martín Adán y Emilio Adolfo Westphalen. Emilio Adolfo a Blanca Varela y a Javier Sologuren. Blanca y Javier a Jorge Eduardo Eielson y Carlos Germán Belli, y Carlos Germán a Antonio Cisneros. De Antonio di el salto a Eduardo Chirinos y de éste a Martín Rodríguez-Gaona, el más joven, por ahora, de los poetas peruanos del catálogo de la editorial Pre-Textos. José Watanabe me llegó solo, pues un poeta defiende su soledad, mostrando lo que en ella y únicamente en ella encuentra. Perú sin duda es y será un país de poetas, es decir, un país de solitarios.

María Zambrano dijo en Hacia un saber sobre el alma que escribir es defender la soledad en que se está; es una acción que sólo brota desde un aislamiento efectivo, pero desde un aislamiento comunicable, en que, precisamente, por la lejanía de toda cosa concreta se hace posible un descubrimiento de relaciones entre ellas. Es decir, que nadie, absolutamente nadie está solo en términos absolutos. La soledad es pésima compañía. Y dicha revelación nos señala que mientras haya dos solitarios en el mundo, por muy alejados que estén el uno del otro, ambos necesitarán comunicarse o, lo que es lo mismo, que la literatura y la poesía prevalecerán. Crean que mi labor como editor ha tratado, en la medida de mis posibilidades, de acercar esos dos mundos en apariencia alejados pero felizmente condenados a entrar en contacto: el mundo de los creadores y el de los lectores, anverso y reverso de una misma moneda. (más…)

No intentes hacerle nudos al agua


comunicaciones-borras.jpg

Supone para mí todo un reto escribir el epílogo para una antología de Juan Manuel Roca que prologa mi admirado y querido poeta Gonzalo Rojas. Me pone el listón muy alto. Como comparto la opinión de que los poemas deben explicarse por sí solos, voy a intentar ser lo más leal posible al espíritu que los alienta.

Creo que el título que he buscado para estas palabras epilogales, el consejo no atendido que en uno de los poemas de su libro Monólogos le da al poeta su abuela, habla con bastante elocuencia de la férrea voluntad sobre la que está construido el armazón poético de Juan Manuel Roca.
Parecen coincidir todos en que desde que publicó Memoria del agua se le reconoce como uno de los poetas colombianos más representativos de su época. A decir de él mismo, los temas que siempre le han interesado han sido de modo recurrente: la libertad, la muerte, el silencio, el agua, la palabra, la noche y «la posibilidad de monologar desde el otro, de uno y los demás, todo esto envuelto en lo que creo es el tema único de mi poesía: el tiempo». Ésa es la unidad interna de su poesía, lo que nos mueve a leerla en voz alta, a compartirla con los otros.
Su poesía, tal como demuestra su oposición a no intentar hacerle nudos al agua, puede considerarse como una vasta reflexión sobre la libertad a través de la imaginación. A esa libertad que requiere, para poder ser asumida, que estemos todos un poco locos. ¿Qué poesía de tono mayor, en el fondo, no es un dilatado, humano y estéril forcejeo contra la muerte?
Juan Manuel Roca es un poeta imaginativo y brillante. Sus versos, sembrados de metáforas prudentes y reflexivas, como señaló Héctor Rojas Herazo, destilan y rezuman aguas de muy distinta índole y procedencia. Creen en la palabra creadora, invocan a la noche en su constante metamorfosis, la atraen hacia sí como un modo de conjurar también la insatisfacción con la realidad tangible, inmediata, «con el cerco de lo real». La noche pertenece al reino de la duda y «sus paisajes dubitativos» siempre le han atraído. La noche impone un clima propicio, cuando opera su desdibujo de la realidad, para la inspiración poética.
Con todo, el tiempo parece ser su tema único. Pero no asumido desde la perspectiva de la nostalgia, no, sino desde la condición ineludible de testigo inherente a todo poeta. Para el peruano Edgar O’Hara «lo sugestivo en la poética de Juan Manuel Roca es la siempre extraña conjunción de una sustancia lingüística con un tiempo indefinido que no se deja someter por nada, y menos por consigna de nadie. Ésa es la función que cumplen -soberanamente, según mi entender- los ciegos y el agua». (más…)

EL “Abecedario del agua” de Eduardo Chirinos


comunicaciones-borras.jpg

Una vieja fotografía donde aparece el autor muy pequeñito con un abecedario en sus manos está en el origen de este libro. Aunque desconozco esa foto, puedo imaginarme a Eduardo con aspecto entre perplejo y candoroso anunciando, sin saberlo, lo que sería su destino. No me cabe la menor duda además de que el niño que se muestra en esa instantánea, digamos, premonitoria prevalece en el poeta y amigo de quien esta tarde tengo el privilegio de presentar su último libro de versos, pues tengo para mí que en todo poeta verdadero hay un niño redivivo. Un niño que hace vulnerable al hombre, pero que también lo capacita para edificar un mundo personal a partir de su experiencia y hacérnoslo sentir como propio. Lo que todavía estaba por definirse en aquella fotografía constituirá en suma la arquitectura de ese mundo por venir. La poesía es lo que es para el lector porque acumula los residuos del pasado en cada uno de nosotros y renueva también con ello el recuerdo de todos los que hablaron antes que nosotros. El que recibe esa herencia ya no puede tampoco olvidar el sentido que esas palabras, incluso letras de abecedario, tuvieron en los días de los antepasados. (más…)