Historia Editorial Pre-Textos Catalogo Tienda Online Pre-Textos Novedades - Evento s- Agenda Agenda Pre-Textos en la redes social Canal Video de Pre-textos en Youtube Convocatorias Premios Nosotros los solitarios Enlaces seleccionados Distribuidores de Pre-Textos Contactar con Pre-Textos

Los raros. Max Blecher, el Kafka rumano


Por Javier Aspiazu, Libros y literatura. Pompas de papel, Bilbao.

Tres novelas, la última de ellas póstuma, y un libro de poemas constituyen el legado de este infortunado autor que murió en 1938 y a quien la posteridad ha dado el sobrenombre del ”Kafka rumano”. Blecher era hijo de un próspero comerciante judío que invirtió buena parte de su patrimonio en aliviar los sufrimientos de su vástago. La extraña enfermedad que padeció, tuberculosis de la columna vertebral el llamado “mal de Pott”, le llevó de un sanatorio a otro, desde la costa normanda a su Rumanía natal y le obligó a vivir los últimos diez años de su vida enfundado en una especie de corsé de yeso que le obligaba a desplazarse en una camilla con ruedas. Aun en estas penosas circunstancias, mantuvo una intensa correspondencia con escritores e intelectuales de la época colaborando, por ejemplo, en la revista del grupo surrealista.

Ver reseña completa aquí

Escribir desde un corsé de escayola


Por Ignacio Vidal-Folch, El País. España

Con ‘Corazones cicatrizados’ se completa el rescate del fascinante Max Blecher.
Berck-sur-Mer es una pequeñísima localidad costera turística del Norte de Francia. Es también, aún, un lugar de convalecencia. A principios del siglo XX se consideraba que el clima atlántico favorecía la recuperación de los pacientes del mal de Pott o tuberculosis de la columna vertebral. A éstos, con agudos dolores en la zona de la espalda y práctica imposibilidad de andar, se les confeccionaba un corsé de escayola y, acorazados, vivían en horizontal hasta su curación o muerte, tumbados en camas con ruedas que podían ser desplazadas por los camilleros o a bordo de unos carricoches tirados por un caballo; sin abandonar la posición horizontal, los enfermos sujetaban las riendas y circulaban por el pueblo.

Leer recensión: escribir_corse_de_escayola.pdf