Historia Editorial Pre-Textos Catalogo Tienda Online Pre-Textos Novedades - Evento s- Agenda Agenda Pre-Textos en la redes social Canal Video de Pre-textos en Youtube Convocatorias Premios Nosotros los solitarios Enlaces seleccionados Distribuidores de Pre-Textos Contactar con Pre-Textos

Antes del eclipse


Por Julio Trujillo, Periódico de Poesía.

No será exagerado decir que algunas obras y algunos autores están relacionados para siempre con una imagen emblemática. Un hombre que monologa mientras sostiene un cráneo en la mano, es Hamlet, y Hamlet es Shakespeare. Keats es una urna griega y Poe, sin duda alguna, un cuervo…

Leer la reseña completa aquí

Una sensualidad lucida a través del tiempo


Por Carlos Javier Morales, Revista Clarín.

Para Rafael-José Díaz (Santa Cruz de Tenerife, 1971) resulta imposible vivir sin hacerse una imagen convincente del mundo, en su sentido más universal y totalizador. Pero tal imagen del mundo y del lugar que ocupa el yo en ese vasto entramado nunca se resuelve por la reflexión abstracta (lo cual es tarea más propia del filósofo que del poeta), ni por la reflexión a partir de experiencias sensibles y de imágenes luminosas, como ocurre en la gran tradición de la poesía meditativa, tan cultivada en la lírica española de las últimas décadas…

Leer la reseña completa aquí

Antes del eclipse


Por Francisco J. Hernández Adrián, Letras Libres.

Para quienes aún no conocen su obra, Antes del eclipse, de Rafael-José Díaz, será el descubrimiento de un poeta raro, en absoluto predecible, que muestra cómo la poesía, en esta voz poética, celebra de manera extraordinaria la vida del lenguaje, de la imaginación y de la más íntima verdad. Felizmente, no es éste un libro de un solo aliento, la escritura es amplia y diversa…

Leer la reseña completa aquí

Antes del eclipse


Por Santos Domínguez, Revista Encuentros de lecturas.

El poeta (al menos el poeta que yo desearía ser) escribe siempre en los bordes del sueño: en la incertidumbre del adormecimiento o en la lenta resurrección del despertar; en la encrucijada de los caminos; en la oscuridad de la noche irrigada de estrellas; junto a las tumbas de los muertos, frente a esa última morada que es a veces la luz crujiente del mediodía; en habitaciones vacías asediadas de pronto por remotos recuerdos; bajo acantilados extasiados ante los pliegues de un mar inaccesible; en medio del bramido de un viento que desgasta y desnuda las palabras…

Leer la reseña completa aquí